WPO es el acrónimo de Web Performance Optimization, lo que conocemos en SEO como velocidad de carga de la web. Como todos sabemos, es un factor a tener muy en cuenta pues tiene un impacto muy grande en la experiencia de usuario, y esto Google lo sabe. Si al meterte en una web, tarda demasiado en cargar, automáticamente nos largamos. Muchos aseguran que el SEO en 2018 se va a caracterizar en gran medida por velocidad de carga y como no, el mobile first. (Echa un vistazo a los factores SEO más importantes)

Tampoco olvidemos que mejorar la velocidad de carga de la web es un factor que premia el Quality Score ya que Google entiende que mejora la experiencia de usuario. Por ello, si hacemos campaña de Adwords, mejorar este aspecto es algo que nos puede ayudar tambien a pagar menos por clic.

La WPO es uno de los principales factores a tener en cuenta en el SEO por el gran impacto que tiene en la experiencia de usuario.

Incrementar la velocidad de carga de nuestra web tiene unos efectos muy positivos en términos de rastreabilidad. Google premia si nuestro site “pesa” menos, rastreándonos más urls al día y descargando mas bytes. Esto puede significar a su  vez un incremento en urls relevantes indexadas, y por tanto, mayor visibilidad.

Es esta la tendencia que hay que mantener en el tiempo, y para ello, existen multitud de factores para obtener un buen margen de mejora. Para testear la velocidad de carga de tu web, puedes utilizar multitud de herramientas como:

Page Speed Insights: Es la herramienta que facilita Google y además te dice las recomendaciones técnicas que tienes que llevar a cabo para mejorar la velocidad de carga de tu web.

Pingdom: Realiza un análisis de tu web, y también te da algunas recomendaciones sobre como mejorar.

Las directrices más sonadas a la hora de optimizar la velocidad de carga suelen ser:

  • Contratar un hosting de calidad que asegure unos buenos tiempos de respuesta.
  • Implementar la compresión gzip. Puede reducir entre un 50% y un 70% el tamaño del archivo, y además el servidor consume menos ancho de banda.
  • Optimizar los códigos de programación HTML, JavaScript y CSS. Minificar estos códigos puede ahorrar bastantes bytes de carga, optimizando así su peso y acelerando los tiempos de descarga y análisis.
  • Compresión de las imágenes para optimizar su peso y que no se ralentice la web al cargarlas.
  • Reducir redirecciones para evitar que el servidor haga peticiones innecesarias. Sobre todo evitar los bucles de redirección.
  • Configuración adecuada de tiempos de cacheado. Este se debe hacer desde el archivo .htaccess para el cacheado de navegador.
  • Los códigos Javascript y CSS se sitúan normalmente en la cabecera de la web, cargándose estos contenidos antes que el código de la página, es decir, ralentizándose así que se muestren contenidos en el navegador. Google recomienda colocar en la cabecera de las páginas sólo el código Javascript y CSS que se vaya a utilizar en la página en concreto o bien aplazar la carga de éstos, pero eso sí, ojo con aplazar la carga de CSS porque generar un efecto extraño en dicha carga. Haz pruebas antes de realizar este aplazamiento, tanto de JS como de CSS.

Existen algunos factores más a tener en cuenta, aunque estos son por regla general los más sonados y los principales. Sin embargo, os quería hablar de uno más en concreto el cual veo bastante interesante. Se trata de la utilización de CDN.

¿Que es una CDN?

La CDN o Content Delivery Network es una infraestructura informática conformada por distintos servidores distribuidos geográficamente en diferentes territorios. Si contratamos este tipo de servicios, parte del contenido estático de nuestra web se almacenará en ellos. Recordemos que el contenido estático es aquel que para mostrarse no se hacen peticiones a base de datos, como el contenido dinámico. Entonces, habrá copias del contenido estático (imágenes, javascript , css) repartidas por todos los territorios geográficos en los que se encuentren los servidores. Pues bien, cuando un usuario entre tu página web, recibirá esta información del servidor que se encuentre localizado más cerca, reduciendo así los tiempos de respuesta, y por ende, la velocidad de carga.

Existen numerosos servicios de CDN, unos gratuitos y otros de pago. Lo que diferencia unos de otros principalmente es el número de servidores de los que disponen, y la zona geográfica que abarcan. Resulta obvio que cuanto mayor sea esto, mayor será la respuesta de tu web en cualquier parte del mundo.

¿Para que sirve una CDN?

Como ya hemos comentado, es una infraestructura de servidores que ayuda a reducir la respuesta de la web, pues muestra el contenido estático almacenado en el servidor más cercano a cada usuario. Es especialmente recomendable para webs cuyo tráfico provenga de distintas zonas geográficas pero no es el único caso en el que esto es recomendable. Puede ser muy útil incluso si tu tráfico se encuentra en tu misma zona geográfica y no en otras. Para procesar tu página, el navegador tiene que descargar todos los recursos necesarios para mostrarla, pero solo acepta un número limitado de transferencias simultáneas desde un único servidor. Pues bien, al servir el contenido desde múltiples servidores, estamos facilitando esta descarga de recursos ya que no forzamos a que se haga desde un único servidor. Es por ello, por lo que no sólo es útil para acerca geográficamente estos recursos estáticos al usuario, sino para aliviar la descarga de recursos desde múltiples servidores, mejorando mucho los tiempos.

Resumen
Velocidad de carga: WPO
¿De que va?
Velocidad de carga: WPO
Breve descripcion
La velocidad de carga es uno de los factores SEO más importantes. Existen multitud de técnicas que son necesarias para optimizar los tiempos de carga, entre ellas, la CDN.
Escrito por
Nombre del publiser
Alejandro Romero Lopez
Publisher Logo